1. Que estás triste. Si cuando lloras él te acusa de ser demasiado emocional, deberías romper con él ahora mismo. Si no puedes ser sincera, los problemas se acumularán hasta derrumbarse.
  2. Que estás con el periodo. Si estás demasiado avergonzada para guardar tampones en sus cajones, quizás deberías salir con alguien con quien te sientas más cómoda. Quiero decir que, la menstruación es algo natural. Si él cree que un poco de sangre y tejido es asqueroso, entonces necesita crecer.
  3. Tus ex. No tienes que hablar sobre los increíbles besos que te daba tu último novio, pero el actual debería al menos saber los nombres de los que forman parte de tu pasado. Después de todo, te ayudaron a convertirte en la mujer que eres hoy. Vale la pena tener una conversación o dos sobre ellos.
  4. Que estás cachonda. No esperes a que él inicie el sexo. Si estás de humor, no deberías tener ningún reparo en decirle qué es lo que te gustaría que te haga.
  5. Que tienes dolor durante el sexo. Puedes pedirle que pare en cualquier momento, ya sabes. Si no te diviertes, asegúrate de que lo sepa. Si él realmente te ama, no querrá que sientas ningún dolor.
  6. Lo que quieres en el futuro. No supongas que estáis deseando lo mismo. Es posible que tú sueñes con el matrimonio y los bebés, y él con envejecer solo. No lo sabrás con certeza hasta que se lo preguntes.
  7. Todos tus momentos embarazosos. Si no puedes contarle sobre la vez que le vomitaste encima a tu chofer de Uber, entonces en serio, ¿a quién se lo cuentas? Él debería ser la única persona con la que te sientes cómoda admitiendo todos tus oscuros y profundos secretos.
  8. ¿Cómo prefieres gastar tu dinero o de cuánto saldo dispone en su tarjeta de crédito? ¿Tiene beneficios? ¿Cuánto gasta en cerveza cada mes? Estas preguntas parecen aburridas, pero son importantes.
  9. Lo religiosa que eres. La fe puede no significar nada para algunas personas y todo para otras. Si tu pareja va a misa todos los domingos, probablemente deberíais hablar del tema. ¿Cómo os gustaría criar a vuestros hijos o qué tipo de boda os gustaría?
  10. Cómo te sientes con sus amigos y familiares. ¿Odias a su madre? Bueno, probablemente no deberías hablar de lo bruja que es, pero deberías decirle por qué te hace sentir incómoda. Él merece saberlo.
  11. Lo que te gusta y no te gusta en la cama. Si no puedes hablar de sexo, no deberías tener relaciones sexuales con él.
  12. ¿Cuál es el famoso que te quita el hipo? Son inofensivos, por lo que no debería molestarle que piropees a Chris Pratt cada vez que ves sus abdominales en el tráiler de una película.
  13. Cómo te sientes con respecto a él. ¿Lo amas? ¿Estás ansiosa por mudarte con él? ¿Te molestan sus ronquidos? Nunca va a adivinar cómo te sientes. Debes deletreárselo.