Las personas con ansiedad están inclinadas a asumir que todos se van a ir. Tanto es así, que a veces pueden ser las que arruinen una relación. La verdad es que batallan con algo que no pueden controlar y hay una sensación de inseguridad en ellas cuando se trata de relaciones. Saben que es difícil y no quieren cargarte con pensamientos irracionales y preocupaciones. Entonces, en cambio,te alejan antes de que tengas la oportunidad de irte tú mismo.

Recuerda que vale la pena luchar por ellas.

En ocasiones puede ser difícil. Puede haber peleas estúpidas de escenarios que crearon en su propia cabeza. Pero más que nada, vale la pena luchar por ellas. Las personas más difíciles usualmente lo son. Y si puedes luchar con ellas a través de esto, regresarán a ti diez veces.

La frase ‘’Está bien’’ nunca se puede usar lo suficiente.

Son dos palabras. Dos palabras que pueden parar cualquier pensamiento que pasa por su cabeza. Y, honestamente, nunca puedes decirlo lo suficiente.

A veces sólo tienes que escuchar.

Ellas van a desarrollar estas situaciones en sus mentes. Van a saltar del punto A al punto B y a veces no vas a saber cómo llegaron ahí. Lo mejor que puedes hacer es dejarlos ir en su tangente. Incluso si no hay una solución o un miedo ellas se preocupan por el futuro, el acto de escuchar servirá.

No les digas ‘’estás sobreactuando.’’

Para ti, puede parecer irracional. Pero, para ellas, por lo que sea que se abrieron a ti, es algo que realmente les mantiene despiertas por las noches.

Ya sea que les tome tiempo dormirse o quedarse dormidos, te van a despertar a las 3 de la madrugada mientras estén despiertas. Sólo mantenlas cerca y la comodidad de tu presencia podría ser suficiente para que vuelvan a dormir.

Recuerda, no es que no confíen en ti. Están asustadas.

Dices que es un ex y en su mente piensan en infidelidad. Dices que es un amigo y en su mente, es alguien que está tratando de romper su relación. No eres tú y tu relación en la que no confían, es cada uno de los peores escenarios que reproducen en su cabeza y se odian por ello.

Responder sus mensajes en el tiempo debido ayuda más de lo que crees.

Probablemente has notado que ellas responden vergonzosamente rápido y saben que no todos son como ellas. Pero ayuda cuando las personas lo entienden. Ayuda cuando dices ‘’No puedo hablar ahorita es por eso que te escribiré más tarde.’’ El silencio mata a cualquiera con ansiedad. Crea problemas en sus mentes que ni siquiera existen. Termina con disculpas que ni siquiera son necesarias. Y agrega una capa de estrés en su vida que desearían poder controlar.

No te enojes si te escriben dos veces.

Puede que enciendas tu teléfono y tengas cuatro mensajes. Trata de recordar que no están tratando de molestarte. A ellas les importa. Les importa demasiado y saben que les hace quedar mal.

En ocasiones simplemente no estarán listas para salir.

Pueden cancelar a último minuto o congelarse en medio de una noche afuera y simplemente no serán capaces de hacerlo. Si te dicen que tienen que irse, no sientas culpa ni obligación de ir con ellas. Sólo ten en cuenta que lo intentaron y, por alguna razón, no pudieron manejarlo. Lo que desencadena a las personas con ansiedad puede ser muchas cosas, pero para muchas personas, las fiestas en las que no conocen a nadie terminan de dos maneras, serán tranquilas e incómodas o las acompañaras mientras eligen vodka para calmar sus preocupaciones.

Acepta sus disculpas incluso si no entiendes.

Ya sea que se trate de una noche que salió mal, tres mensajes, decir o hacer algo incorrecto, son muy observadores. Se darán cuenta del más mínimo cambio en ti y antes de que te des cuenta de que podrías estar molesto, se disculparán.

Ayuda cuando puedas, pero sé cuándo no puedes.

Prefieren tener diez colapsos, morder más de lo que pueden masticar pero nunca van a admitir que no pueden manejar algo. Siempre dirán que sí. Nunca rechazarán a nadie. Y en esos momentos en los que parece que van a desmoronarse y romperse, sólo sostenlos. Ayúdalos si puedes, pero debes saber que están inclinados a no pedir ayuda. Están acostumbrados a tratar las cosas por sí mismos.

Una vez ganas su confianza, te amarán arduamente.

Si bien las listas incompletas, los cambios de planes o los textos sin responder pueden abrumar a las personas con ansiedad, si hay algo en lo que son buenas es en amar. Si hay algo en lo que son fuertes, es su habilidad de mostrar cuánto te adoran y aprecian. Puede que les tome un tiempo confiar en ti, pero una vez lo hagan, su capacidad de amar te llenerá en formas que no sabías que estaban vacías o que te faltaban.