Mi esposo era un bastardo emocionalmente inestable; un completo psicópata. Era abusivo desde el punto de vista físico, sexual y ¡sobre todo emocional!

Debo aclarar una cosa: ¡las palabras SI HIEREN! Él estaba consciente de eso y era su arma principal. Cuando nos separamos después 12 años de matrimonio, pude ver las cosas en perspectiva y tuve plena conciencia, dándome cuenta de lo horrible que había sido ese periodo de mi vida.
Poco a poco introdujo su personalidad psicótica en mi vida, abusó emocionalmente de mí y ni siquiera me daba cuenta. Sabía que algo no andaba nada bien pero no sabía que era, al menos no hasta que nos separamos (y le agradezco a Dios por eso).

Las personas psicóticas tienes una destreza especial, pueden abusar emocionalmente de ti sin que te des cuenta.

Lee los siguientes consejos y aprende de mi experiencia, tal vez puedas salvarte (como eventualmente lo hice yo).

1. Te hace creer que todo es culpa tuya

Los psicópatas emocionales no son siempre lo que parecen. Te pueden cautivar con sus palabras hasta que muestran las garras; tienen una gran capacidad de convencimiento y nunca se aburren de manipularte.
En un momento están peleando contigo y un minuto después te dicen: “Todo está bien mi amor, no es tu culpa, estas alterada, no puedes controlarte”.
Al final terminas creyendo que la pelea fue tu culpa y que él estaba allí solo para hacerte sentir mejor.

2. Te Manipula

La manipulación es una forma de abuso psicológico en la cual el abusador se vale de información falsa para parecer la víctima, haciendo que la persona abusada dude de su propio juicio, se trata de la táctica favorita de los abusadores.
Un día leí por casualidad unos correos electrónicos que mi esposo había dejado abiertos por descuido y me di cuenta que me engañaba. Cuando lo confronte al respecto, ¡comenzó a gritarme!
Dijo que no podía creer que yo pudiera pensar algo así; que yo estaba mal de la cabeza, que no confiaba en él. Eso duró varios días.
Poco después comencé a dudar de mi misma y pensaba que quizás él tenía razón; a lo mejor yo si estaba loca; quizás malinterprete todo el asunto.
Cuando un compañero psicótico no tiene una excusa, inventará una y te hará sentir que tú eres la que está loca.

3. Te culpa de todo

Puede que esto se parezca a lo anterior pero no lo es. En esta ocasión cada vez que tiene un problema, encuentra la forma de culparte de ello.
Si tiene problemas en el trabajo te hará pensar que es tu culpa porque lo estresas demasiado en casa.
Si le ponen una multa por exceso de velocidad también es culpa tuya ya que lo hiciste molestar a tal punto que no se dio cuenta de lo rápido que manejaba.
En conclusión, no importa como lo veas, siempre es tu culpa ya que los psicópatas emocionales asumen que siempre tienen la razón.

4. Te destruye

Los psicópatas emocionales son unos seres detestables que no tienen nada mejor que hacer en la vida más que controlarte.
Te cargan de pensamientos negativos para hacerte creer que no eres inteligente, bella o fuerte.
Su objetivo es hacerte creer que eres una tonta, una inútil; y por lo general tienen éxito es eso. Una vez que comienzas a creer en esas patrañas, te haces más cercana a él porque tienes miedo de que sea lo mejor a lo que puedas aspirar en la vida.

Los psicópatas emocionales te pueden hacer creer cualquier cosa que ellos quieren que creas.

5. Te anula

Simplemente te aísla del resto del mundo, convenciéndote de no compartir con tus amigos ya que en realidad no los necesitas porque lo tienes a él.
Aunque lo que en realidad se esconde tras de eso es que tiene miedo de que tus amigos te ayuden a abrir los ojos y te alienten a dejarlo.
Él ha invertido demasiado tiempo para hacerte “perfecta” como para dejar que un grupo de amigos lo eche todo a perder.