Skip to Content

Si Quieres Salir Conmigo, Tienes Que Lidiar Con Estas 8 Cosas

1. Ten paciencia conmigo, por favor. Dame tiempo.

Las cicatrices del pasado pesan mucho en mi corazón. Se lo he dado todo a personas que lo daban todo por echo. He movido montañas para personas que ni siquiera se molestaban en abrirme la puerta para subir al coche. Me han mentido, engañado y traicionado. Mi autoconfianza se rompió en pedazos. Estoy acostumbrada a promesas rotas, mensajes de texto sin respuesta, así que voy a tener mucha precaución en cuanto a ti y tus intenciones. No es nada personal, solo estoy protegiendo mi corazón.

2. Tengo un corazón de oro, pero será difícil derribar sus murros.

Te va costar trabajo demostrarme día tras día que no te vas a ir a ningún lado, que realmente te importo, que puedo contar con tu palabra como verdadera en todo momento y tendrás que demostrarme que, si tienes que cambiar de planes, será por una muy buena razón y harás todo lo posible en reprogramarlo cuanto antes.

3. Puedo llegar a ser como un grano en el culo.

Sé que no soy fácil de amar. Tengo grandes expectativas y puedo ser muy temperamental. Algunas veces puedo parecer distante y otras demasiado apegada a ti.

Soy una pensadora excesiva realmente buena en coger las cosas más pequeñas y convertirlas en 10 000 escenarios diferentes en mi cabeza. Volveré a escribir cada mensaje de texto varias veces y, a veces, enviaré más de un mensaje si no recibo tu respuesta de inmediato.

Nuestra pelea del día anterior me atormentará en los próximos cuatro ya que volveré a pensar demasiado y dejo que el efecto “bola de nieve” tome mis pensamientos y gire el argumento en una situación devastadora en la que terminas viviendo.

Tranquilizarme es una de mis principales necesidades. Escucharas “lo siento” más de lo que seria necesario. A veces te volveré loco y te hare preguntar en que te has metido y por qué sigues ahí, pero te prometo que te daré un millón de razones para quedarte.

4. Si estamos hablando significa que solo te soy fiel a ti.

Si estamos cortejándonos unos a otro o ya estamos en una relación, si estoy hablando contigo, significa que eres el único. Eres la única persona que recibirá mi afecto y atención. Espero lo mismo.

 

5. Soy fuerte e independiente.

Algo de esto viene de ser una vaquera a la que le enseñaron que cuando te caes, es mejor que te levantes, te quites el polvo y vuelvas a subir a la silla de montar. Sin lágrimas incluidas.

Parte de esto se debe a que he tenido que recoger las piezas de mi corazón roto en múltiples ocasiones y recomponerme. Sé cómo cuidarme e hice un gran trabajo antes de que aparecieras.

 

6. Veras lo mejor y lo peor de mí.

Prometo intentar darte lo mejor de mí en todo momento, pero puede que no siempre me luzca en el papel. Tendré días malos también y puede que me veas cuando este mortalmente enferma, con la nariz roja mientras me abrazo al inodoro. Espero que también me ames en esos momentos.

7. Cometeré errores, pero tú también lo harás.

Somos humanos. Todo lo que deseo es compromiso y paciencia.

Podemos resolverlo. Solo recuerda los buenos momentos, incluso cuando no puedas soportar mirarme.

8. Todo lo que te pido es respeto, fidelidad y comunicación abierta.

Por favor, sal a divertirte con tus amigos. Ambos necesitamos nuestro tiempo individual y nuestros pasatiempos individuales. No necesito verte todos los días y no necesito hablar contigo a cada segundo. Pero te pido comunicación. Respeta mi tiempo y respetaré el tuyo. Respétame como persona y respeta mis sueños y mis gustos.

Si aguantas y me muestras que eres diferente, que no te irás, que no mentirás y que te importo, entonces te amaré con todo lo que tengo.