Skip to Content

Si La Amas Realmente, Tratala Así

1. Nunca dejes de coquetear con ella

No importa en qué etapa de la relación o del matrimonio estén, nunca dejes de coquetear con ella. No permitas que tu juego de seducción se desvanezca. Si tienes el mismo deseo por ella en tus ojos, nunca te avergüences de mostrarlo.

2. Nunca hagas que se pregunte en donde está parada contigo. 

Si realmente la amas, probablemente planearás tu futuro con ella. Dile esto. Sí, la amas, pero a veces ella puede estar atrapada con las cosas que suceden en su vida y podría olvidar donde está parada contigo. Nunca dejes de darle seguridades sobre el futuro que tienen juntos. Tómala de la mano y dile todo lo que estás planeando para los dos.

3. Nunca cuestiones su valía.

Las pequeñas cosas que haces pueden hacer que se pregunte si es lo suficientemente buena para ti o no. A veces, incluso puede convencerse de que te mereces más de lo que ella tiene para ofrecer. Tranquilízala. Dile que es más que suficiente y que es todo lo que has estado buscando.

4. Nunca dejes que se duerma enojada.

No importa lo que hayas pasado ese día, sin importar los baches en el camino que te hayas encontrado, nunca dejes que se duerma enojada. Siempre dale el beso de buenas noches y empieza el día fresco. La vida es demasiado corta para desperdiciarla en estar enojados.

5. Cuando ella trate de apartarte, no la dejes.

Podría estar lidiando con demonios de su pasado. Podrías herirla sin querer. Las cosas podrían escalar en algún momento de vuestra relación y ella podría tratar de alejarte. No la dejes. Sé que lo está haciendo porque está sufriendo, así que nunca dejes que una mujer a la que amas, se vaya. Tómala de la mano, siéntate y habla acerca de todas esas cosas que los están separando, una a una, hasta que las hayan resuelto todas. Nunca dejes que una mujer a la que amas salga de tu vida.

6. Cuando todo el mundo la deje, quédate.

Siempre serás su mayor apoyo. Nunca la veas a través del prisma de las opiniones de otras personas. En su camino podría hacer enojar a algunas personas. Muchos estarán celosos de ella. Ella luchará. Habrá muchas subidas y bajadas. Quédate. Ámala en sus peores momentos, para que puedas disfrutar de sus mejores días también.

7. Cuando le hagas una promesa, mantenla.

Nunca hagas una promesa que no tengas intención de mantener. Nunca prometas en vano porque eventualmente perderás su confianza. No puedes permitirte perder la confianza de una mujer que amas.

8. Cuando las cosas se desordenen, desenrédalas.

Si la amas, no dejes que luche sola. Cuando las cosas se endurezcan en tu relación, no te des por vencido. Y si tienes que rendirte, siempre sé el último en hacerlo. Trabaja en sus problemas, ayúdala a resolver sus problemas, y, sin importar lo que se presente en su camino, trabajen en ello juntos. Esto sólo fortalecerá su confianza en ti.

9. Cuando los celos aparezcan, no dejes que nublen tu juicio.

Cuando esa sensación de ardor dentro de ti te haga decir cosas que no quieres decir, detente. Piensa de dónde viene todo y manéjalo. No le impidas tener una vida aparte de tu relación, incluyendo gente distinta a ti.

10. Haz de ella tu prioridad.

Si ella es leal, honesta y amable, nunca debería ser sólo una opción para ti. Si realmente la amas, entonces ponla primero. Que sea consciente de que ella es tu elección, la que siempre viene antes que todos los demás. Así es como amas bien a una mujer.

11. Ten siempre tiempo para ella.

No importa lo ocupado que esté tu horario, siempre tendrás tiempo para enviarle un mensaje, aunque mas no sea que para decirle: “Mira amor, estoy como loco, te llamaré tan pronto como tenga un minuto.” Déjale saber que estás pensando en ella, porque no se trata solo acerca de quien está en nuestra mente cuando estamos solos a las 2 de la mañana, sino que lo que realmente importa es quien está en nuestra mente cuando estamos ocupados a las 2 PM.

12. Muéstrale tus emociones.

No tengas miedo de verte vulnerable ante ella. Muéstrale que confías en ella hasta el punto en que te sientes cómodo de abrirle tu alma. Cuando sientas mariposas en el estómago por ella, déjaselo saber. Cuando tengas ganas de gritar – grita. Cuando tengas ganas de acostarte en su regazo o acurrucarte con ella, hazlo. Siéntete cómodo mostrándole tus emociones; significará el mundo para ella.

13. Ámala incondicionalmente

Una cosa que nunca debes retener frente a una mujer que realmente amas es exactamente amor. Si la amas, entonces dale todo tu amor. La amo sin contenerme. La amo hasta el punto en que ella va a borrar todos los amantes anteriores de su vida, y hasta el punto de que ella nunca querrá ser amada por nadie más.

Si realmente amas a una mujer, así es exactamente como lo haces.