Deberías salir con alguien que te trate como una mierda.

Hablo en serio.

Todos esos artículos y ensayos que leíste sobre “el amor que mereces” y sobre encontrar a alguien que te quiera en tu peor momento, ¡olvídalos! Olvídate de los sueños de encontrar a alguien que adore sorprenderte con tus cosas favoritas y se sienta afortunado por sentarse a tu lado para comer.

¡Sí, sigo hablando en serio!

Deberías salir con alguien que te trate mal.  Alguien que te trate de tal manera que haga que todos tus amigos se pregunten ¿en qué demonios estás pensando?

Alguien que te trate como una mierda.

Encuentra a alguien que nunca te envíe mensajes, que te deje a ti planearlo todo y que no haga nada. Encuentra a alguien que te menosprecie y te haga dudar de sus sentimientos porque nunca se molestará en tomarse dos segundos para expresarlos. Encuentra a alguien que te use, que te haga sentir desechable y que nunca parezca estar ahí cuando realmente lo necesitas. Empieza a salir con alguien a quien no le importan tus necesidades, deseos, ambiciones ni pensamientos. Encuentra a alguien que nunca te pregunte por tu familia, que te decepcione repetidamente y que nunca pida perdón. Encuentra a alguien que no se preocupe por ti.

Encuentra a alguien que te trate como una mierda, empieza a salir con él, enamórate perdidamente y sigue ciegamente su comportamiento. Pide perdón en su lugar y justifica el por qué eres la única que le entiende y le conoce realmente. Finge que todo está bien y convéncete de que es así. Convéncete de que puedes cambiarle, de que eres la única persona que le entiende y sabe por qué es como es. Convéncete de que si te quedas, cambiará y te amará aún más por estar siempre ahí aunque él no sea la persona que necesitas.

demasiado

Quiérele a pesar de todo, incluso cuando sepas que probablemente no deberías hacerlo.

Y luego mira tu corazón roto. Déjate devastar por él. Siéntate allí, intentando recomponerte y preguntándote qué hiciste mal. Cuestiónalo todo. Pregúntate qué habría pasado si hubieras sido otra, algo más y si eso hubiera sido suficiente para que él cambie y te ame de nuevo. Cúlpate por sus problemas y sus deficiencias.

Cúlpate por dejar que te trate como una mierda.

Pero entonces…

Te levantarás. Seguirás adelante. Te despertarás una mañana y, aunque sus recuerdos y la forma en la que te trató sigan aquí, ya no te dolerá.

Deberías salir con alguien que te trate como una mierda .

Porque cuando salgas con alguien que te trate como una mierda, te darás cuenta de cómo REALMENTE quieres ser tratada.

Pasarás de ser la persona que se encoge de hombros ante el mal comportamiento, que excusa las cosas, que se presiona a sí misma para actuar de una determinada manera y deja que los demás hagan lo que sea, y te convertirás en alguien más fuerte. Serás mejor, más fuerte, más consciente de ti misma. Te convertirás en alguien que sabe lo que quiere, lo que es más importante y lo que se merece.

Deberías salir con alguien que te trate como una mierda.

Porque una vez que lo hayas hecho, nunca más dejarás que alguien te trate como algo menos que un ser increíble, nunca más.