Skip to Content

Mereces estar con alguien que sepa que vales la pena

Mereces estar con alguien que sepa lo que vales. Alguien con quien serás más que bueno.

Mereces estar con alguien que te muestre el verdadero significado del amor. Alguien que te muestre que el amor no tiene que ser duro y doloroso. Alguien que te muestre cómo se siente el amor crudo, genuino y profundo.

Te mereces a alguien que esté dispuesto a derribar los muros que has construido alrededor de tu corazón para protegerlo. Porque siempre entregaste tu corazón a hombres que no sabían cómo protegerlo y apreciarlo. Hombres que te hicieron rogar por su atención y amor porque no eran conscientes de tu valor. Porque no sabían que eras la persona más fácil de amar. Eras una mujer con un corazón de oro.

Diste tu alma a hombres por los que estabas dispuesto a luchar con cada parte de ti mismo. Pero, no les importaba. No se preocupaban por ti.

Por eso te mereces a alguien cuyo mayor temor es perderte. Alguien que camine a través del fuego y luche contra los demonios para que te sientas feliz y protegido.

Mereces estar con alguien que no tenga miedo de amar y ser amado. Alguien que no se avergüence de expresar sus sentimientos. En cambio, llevará su corazón en la manga y nunca te hará dudar de su amor por ti.

Mereces estar con alguien que no piense que mostrar sus vulnerabilidades lo castigue y lo haga parecer débil.

Mereces ser amado por alguien que se asegure de que sabes lo especial que eres para él.

Te mereces a alguien que haga que tus ojos brillen de felicidad cuando esté cerca. Alguien que haga temblar tu cuerpo y que tu corazón se salte un latido al tocarlo. Alguien que sea tierno y te apoye en tus días malos y cariñoso y apasionado en tus días buenos.

Te mereces a alguien que te haga sentir deseada. Alguien que te llene de afecto, palabras dulces y cumplidos. Alguien en quien siempre podrás confiar. Alguien que se sienta como en casa.

Te mereces a alguien que te acepte y te ame por lo que eres y que siempre te deje ser tú mismo. Alguien que estará consciente de todas tus debilidades y faltas y que te habrá visto en tu peor momento, y aún así te aceptará y apreciará tal como eres.

Mereces a alguien que sea consciente de tu belleza, tanto exterior como interior, y de la pureza de tu alma. Alguien que sepa que eres lo mejor que le pudo haber pasado. Que tú eres su fuerza. Su alma. Su luz guía. Su bendición.

Mereces ser amado por alguien que sea paciente contigo y que no pierda los estribos y te llame necesitado, pegajoso o aburrido cuando te pongas sentimental y muestres tu lado vulnerable.

Te mereces a alguien que muestre comprensión por tus problemas. Alguien que te escuche pacientemente cuando te quejes del mal día que tuviste en el trabajo o de lo mucho que tu mejor amigo te decepcionó. Alguien que no te deja para que pelees tus batallas por tu cuenta.

En vez de eso, se quedará contigo en las buenas y en las malas. Él será tu hombro llorón y tu mayor apoyo. Él hará todo lo posible para ayudarle a superar sus problemas y ver esa hermosa sonrisa en su cara de nuevo.

Usted se merece a alguien que disfrute de pasar tiempo con usted. Alguien a quien no le importará si pasas la noche del sábado en el mejor club de la ciudad o en casa, viendo tu película favorita y comiendo pizza.

Mereces ser amado por alguien que no te haga rogar por su atención y amor.

 

Te mereces a alguien que sea honesto y leal contigo. Alguien que será tu mejor amigo y un amante increíble. Alguien que respete tus opiniones, ideas y decisiones, pero que también te diga cuando dices o haces algo malo o estúpido.

Te mereces a alguien que muestre interés en las cosas que te gustan. Alguien que haga las cosas aparentemente sin importancia que en realidad significan mucho para ti.

Te mereces a alguien que te envíe un ramo de rosas blancas a tu oficina porque recuerda que son tus favoritas. Alguien que te dejará bonitas notas de amor en tu almohada por la mañana para que empieces el día sabiendo lo mucho que te quieren.

Mereces ser amado por alguien que te diga que le envíes un mensaje de texto cuando llegues a casa porque quiere saber que estás bien y a salvo. Alguien que no se olvide de preguntarte cómo te fue el día. Alguien que te llame sólo para escuchar tu voz. Alguien que te extrañará terriblemente cuando no estés cerca.

Te mereces a alguien que esté orgulloso de todo lo que eres y de todo lo que haces. Alguien que le muestre al mundo lo agradecido que está por tenerte en su vida. Alguien para quien serás la persona más importante del mundo.

Mereces ser amado por alguien que no te vea como una carga o una obligación más que tiene que cumplir. En cambio, tú serás su fuerza. Su energía. Su prioridad.

Mereces estar con alguien que conozca tu valor y te lo recuerde. Alguien que te hará su elección todos los días. Alguien que te ame incondicionalmente.