Disponible en Google Play

Cuando empiezas a salir con alguien con ansiedad no verás cuántas veces miran su teléfono, pero lo hacen.

Ellos cuestionan cada texto que probablemente les tomó 20 minutos escribir. Los minutos que no respondes pasan como horas mientras se preguntan,’¿he dicho eso mal’ o’qué están pensando’?

Cuando empiezas a salir con alguien con ansiedad, ya están anticipando un final antes de que algo pueda comenzar.
Tanto es así, que tal vez son ellos los que subconscientemente lo están arruinando.

Asumen que todo saldrá como siempre. Algún final abrupto sin explicación ni cierre, ya que analizan en exceso todo lo que trata de arreglarlo.

Cuando empiezas a salir con alguien con ansiedad, te darás cuenta de lo cuidadoso que es con todo lo que dice. Y te darás cuenta de la frecuencia con la que se disculpan.

La verdad es que están aterrorizados de decir las cosas equivocadas.

Cuando empiezas a salir con alguien con ansiedad te darás cuenta de lo puntuales que son cuando se trata de estar en algún lugar, pero la verdad está en el fondo de sus mentes y se preguntan si lo vas a cancelar. En realidad, lo están anticipando.
Cuando empiezas a salir con alguien con ansiedad, notarás cómo se dan cuenta de que en momentos están nerviosos, pero intentan hacer las cosas con calma.

Cuando empiezas a salir con alguien con ansiedad, te darás cuenta de lo bien que lo hacen en una fiesta devolviendo un trago o dos, ocultando el hecho de que están tan nerviosos. O beberán demasiado.

La verdad es que todo resultará en que al día siguiente se disculpen por todo.

Cuando empiezas a salir con alguien con ansiedad, te darás cuenta de lo mucho que se mueven y giran por la noche o de que no pueden dormir. La verdad es que se preocupan por todo a altas horas de la noche. Piensan y analizan demasiado y piensan en cosas del pasado que no se han perdonado a sí mismos.

La verdad es que te perdonarán por todo, pero no pueden canalizar eso en ellos mismos.

Cuando empiezas a salir con alguien con ansiedad no podrás arreglar muchos de los problemas que te causan. Mucho de esto está en su propia cabeza. La verdad es que sólo tienes que escuchar.

Cuando comiences a salir con alguien con ansiedad, notarás cuánto esfuerzo ponen en tu relación. La verdad es tanto como ellos están tratando de convencerte de que son dignos, ellos todavía están tratando de probarse a sí mismos que te merecen.

Cuando empiezas a salir con alguien con ansiedad empezarás a aprender todo sobre él y aunque a veces no lo entiendas todo, con cada capa que retires te encontrarás cayendo más.

Se odiarán a sí mismos por los momentos en que se desmoronan, pero verás su vulnerabilidad como algo hermoso.
Cuando empiezas a salir con alguien con ansiedad, lo que aprenderás es que la raíz de todas sus preocupaciones se reduce al cuidado.

Por mucho que sean cautelosos y no quieran salir lastimados, tampoco quieren lastimar a otros. Así que construyen a otros lo mejor que pueden.

La verdad es que no hay nadie que te ame más profundamente, no hay nadie que te recuerde más lo mucho que significas para ellos.

Vendrán con elogios que has escuchado demasiadas veces, pero verás una honestidad y una naturaleza genuina en las personas con ansiedad.

 

A cambio de tu aceptación de esta cosa que ellos tratan de controlar dolorosamente, viene un amor incondicional que te hace completo.