Desde que éramos niñas, mis mejores amigas y yo soñábamos con el amor. Las cuatro nos reuníamos una vez al mes en casa de alguien para hacer una fiesta de pijamas.

Hacíamos una fiesta de pijamas y hablábamos de lo que queríamos ser de mayores. Uno de nosotros quería ser abogado, otro profesor, el siguiente médico y yo quería ser escritor.

En cualquier caso, todas queríamos estar felizmente enamoradas. Soñábamos con un príncipe azul que llegara a nuestras vidas en su caballo blanco y que de repente todo fuera perfecto.

Al mismo tiempo, estábamos obsesionadas con todas las películas románticas. Se nos derretía el corazón cada vez que veíamos que una chica y un chico se enamoraban a primera vista.

Apuesto a que conoces el procedimiento: Los dos chocan literalmente el uno con el otro. A ella se le caen los libros, él la ayuda a recogerlos y sus ojos se fijan.

El tiempo se detiene y, en ese preciso instante, saben que es el momento. Se dan cuenta de que se han estado buscando el uno al otro durante toda la eternidad.

Lo que ocurra a partir de ese momento no importa realmente. Sí, pasan por decenas de obstáculos. Necesitan tiempo antes de acabar juntos. Pero finalmente tienen su “felices para siempre”.

¿Por qué? Porque son almas gemelas. Están destinados a estar juntos y todo lo demás es completamente irrelevante.

Así que, los tontos de nosotros queríamos el mismo tipo de amor. De hecho, pensamos que cualquier cosa diferente a eso era conformarse con menos.

LAS ALMAS GEMELAS ESTÁN SOBREVALORADAS, LO QUE CUENTA ES LA CONEXIÓN Y EL ESFUERZO

Nos negamos a aceptar un romance sin los fuegos artificiales. Queríamos mariposas revoloteando en nuestros vientres y toda la montaña rusa de emociones.

Más de veinte años después, mis mejores amigos y yo nos reunimos de nuevo y recordamos esto. Recordamos nuestros deseos y sueños.

¿Se hizo realidad alguno de ellos? No. ¿Encontró alguna de nosotras a su alma gemela? No. Qué triste, deben pensar.

Bueno, siento discrepar. ¿Y saben por qué? Porque las almas gemelas están sobrevaloradas. De hecho, ni siquiera estoy seguro de que existan.

De hecho, a medida que me hago mayor, estoy más convencido de que no es más que una invención de Hollywood, que las almas gemelas son un invento de algún productor o escritor que se quedó sin ideas para hacer su obra interesante.

Así que olvidémonos de los cuentos de hadas y pasemos a la vida real. ¿Sabes lo que cuenta aquí? El esfuerzo, la dedicación, la conexión y la compatibilidad. En eso se basa toda relación sana.

Además: Estas son las cosas en las que tienes que trabajar. No aparecen de la nada ni caen del cielo.

Para que un romance tenga éxito, no basta con que un tipo cualquiera de la calle te deje boquiabierta. No basta con que sientas mariposas haciendo una fiesta en tu estómago.

Voy a ser honesto aquí: La química es importante. Sin embargo, no es crucial y definitivamente no es suficiente para construir una relación.

LAS ALMAS GEMELAS ESTÁN SOBREVALORADAS, LO QUE CUENTA ES LA CONEXIÓN Y EL ESFUERZO

El verdadero amor necesita de la lucha. Pero no me refiero a la lucha contra las fuerzas del mal que intentan separarlos.

Me refiero a las batallas cotidianas que parecen completamente intrascendentes y sin interés, pero que en realidad son las más importantes.

Me refiero a la lucha contra vuestras diferencias, contra las tareas domésticas, las finanzas, los suegros, los hijos que se niegan a escuchar y un sinfín de cosas aparentemente triviales.

Verás, hay mucho esfuerzo para que cualquier relación funcione. Y tu relación sentimental no es una excepción.

No va a ser perfecta por arte de magia sólo porque vosotros dos seáis una pareja hecha en el cielo.
¿Y sabes qué? No hay un “felices para siempre”.

Cuando la película termina y los dos protagonistas se besan en el altar, piensas que eso es todo, que sus batallas han terminado y que tendrán el resto de sus vidas para disfrutar de su amor. Pues la verdad es todo lo contrario.

De hecho, aquí es donde comienza la verdadera lucha. Una lucha por mantener su amor, por mantener firme su unión y por volver a levantarse con más fuerza cada vez que caen.

Una lucha que dura toda la vida. Sólo cuando ganes esta guerra entenderás que lo que cuenta es encontrar a tu persona para siempre, no a tu alma gemela.

LAS ALMAS GEMELAS ESTÁN SOBREVALORADAS, LO QUE CUENTA ES LA CONEXIÓN Y EL ESFUERZO