1. Hace un esfuerzo real para estar contigo

Es fácil salir cuando eres tú quien organiza todo. Deja que se haga hombre y tome la iniciativa.

Debería ser capaz de planear una cita adecuada en lugar de sólo querer pasar el rato en tu casa o en la suya.

Incluso una noche es algo que puede ser clasificado como una cita apropiada si él lo piensa bien y lo hace romántico y dulce.

2. Tiene claro lo que quiere

Si no está listo para una relación, se andará con rodeos, será vago en todo lo que diga y nunca sabrás a qué atenerte.

Por otro lado, si está dispuesto a todo, hará más que sólo decirte, te lo mostrará.

No tendrá miedo de llamarte o presentarte a otras personas como su novia.

3. Sus seres queridos saben de ti

Esto es súper importante, un hombre que habla en serio y está seguro de sus sentimientos hablará de ti a sus amigos y familiares.

Querrá compartir su felicidad con ellos.

No tiene que presentárselos desde el principio, pero al menos deberían saber que existes. Si te está guardando un secreto, entonces definitivamente no es tu novio.

4. Borra todas sus aplicaciones para citas

Si Tinder (o algo similar) sigue siendo la aplicación principal de su teléfono, no está realmente dedicado a hacer que las cosas funcionen.

Un hombre que te ve como alguien con quien podría ser serio no verá ningún punto en jugar en el campo y mantener sus opciones abiertas.

Te mandará un mensaje y te llamará en vez de perder el tiempo con aplicaciones para citas.

5. Nunca actúa como si fuera tu dueño

Las relaciones no son una esclavitud. Dos personas deben ser consideradas iguales y no hay lugar para nadie que actúe como superior.

Eso sería incorrecto y tóxico en tantos niveles y si esto te pasa, aléjate de él lo antes posible.

6. Está relajado en cuanto a conseguir más intimidad

Por supuesto, fantasea contigo y te encuentra muy atractiva, pero cuando sea alguien a quien puedas llamar tu novio, controlará sus deseos y será un caballero al respecto.

No tiene que apurar el sexo porque planea quedarse. Si un chico quiere algo más a largo plazo, no será insistente en meterse entre las sábanas contigo.

Un novio de verdad respetará tu espacio, confiará en ti, no hará un escándalo cuando salgas con tus amigos o hagas planes de viaje con ellos. Deberías ser capaz de hacer lo mismo por él.

7. Realmente necesitas hacer clic

La química es definitivamente el punto de partida de cualquier relación duradera. Es como una cuerda invisible que te ata a otra persona.

La química no es sólo la pasión, también es el poder que hace que dos personas se acepten mutuamente tal como son, con todos sus defectos y virtudes.

Es importante para los días en que pelean o se ponen nerviosos el uno al otro; sirve como un recordatorio de por qué se conectaron en primer lugar.

8. Te preocupas menos y sonríes más

Suena tan simple pero parece que hoy en día a la gente le cuesta entenderlo. El amor no se trata de estar en un limbo emocional, no se trata de jugar o dar la mitad.

El amor no se trata de lágrimas y preocupaciones.

El amor es una sonrisa en tu cara porque todo lo que sientes y todo lo que das es correspondido.

Claro, tienes problemas en el camino pero nunca deben ser más grandes que tus sentimientos hacia el otro.

Si tienes a alguien que pone tu felicidad en primer lugar, asegúrate de llamarlo tu novio.