Skip to Content

Dentro De La Mente De Una Chica Deprimida

El despertador acaba de sonar, diciéndome que es hora de levantarse. Estoy abriendo los ojos y comenzando mi lucha de nuevo. Un día más en el que me sentiré como un muerto andante. Un día más donde desearé estar muerto. Mis brazos son tan pesados que no puedo levantarlos. Mis piernas parecen estar encadenadas con el hierro más duro, sin dejarme mover.

Estoy sentado frente a mi guardarropa y pensando qué ponerme hoy. Entonces me doy cuenta de que me importa un bledo cómo me veré y saco el primer chándal de mi armario. Tengo cero energía para aplicar cualquier maquillaje.

Tengo el pelo recogido porque no tengo ganas de peinarme esta mañana. Mientras hago todas esas cosas robóticas una a la vez, pienso en el viejo yo. Estoy pensando que este día será deprimente, pero estoy demasiado cansado para cambiar.

Sabes, traté tanto de sacar un poco de energía positiva de mí mismo. Intenté con todo mi ser tener un día normal. Pero no importa cuánto lo intente, termino deprimido al final del día. Siento que no hice nada para salvarme. Y esa sensación me está comiendo vivo.

Entiendo que este día no será diferente al de ayer. Y mañana no será mejor, lo sé. Me levantaré cansado de nuevo, aunque haya dormido durante 8 horas. Una vez más, tendré que ponerme la ropa y desayunar.

La cosa es que no importa cuánto lo intente, no puedo recuperar al viejo yo. Extraño a la chica que era alegre y divertida para hablar. Echo de menos las horas que pasé frente al espejo eligiendo el mejor atuendo para ponerme. Y echo de menos la coordinación con mi lápiz labial y mis colores de esmalte de uñas. Extraño a la gente nueva en mi vida. Extraño las salidas nocturnas y las pequeñas charlas con extraños. Extraño mi vida, extraño a mi antiguo yo.

Pero sé que no puedo recuperar mi antigua vida porque la depresión me hizo esto. La depresión ha entrado en mi vida y se ha apoderado de mí. No tengo poder para defenderme. Soy impotente y me rindo. Todos los días la misma historia.

Me despierto y cuando pienso cómo va a ser mi día, desearía no haberme despertado. Ojalá hubiera muerto mientras dormía. Me salvaría de todo este sufrimiento. No sentiría estos calambres en mi estómago todas las mañanas. No tendría que salir. No tendría que hablar con la gente. Porque estaría muerto. Y cuando mueres, ya nada es importante.

Anhelo tanto ser salvado. Traté de encontrar maneras de ayudarme a mí mismo. Pero todos y cada uno de ellos me decepcionaron. Fracasé en cada intento de volver a ser el viejo yo. Y debo admitir que estoy cansado de esta batalla. Este ciclo se repite una y otra vez. Incluso si finjo que estoy bien delante de los demás y mientras les hago los días, me estoy desmoronando por dentro. Sólo quiero gritar y preguntarle a Dios por qué me está haciendo esto.

¿Esto es algo que se supone que me enseñe una lección?

¿Por qué me está pasando esto? ¿Por qué no puedo tener una vida normal?

¿Por qué no puedo disfrutar de mi vida con mi familia y amigos?

Estoy tan enojada, pero la ira se convierte en depresión de nuevo. Mi voz se vuelve pequeña de nuevo y miro al espacio en blanco. Me quedo en silencio, pensando en los viejos tiempos. Hay tantos buenos recuerdos en mi vida. Y quiero volver a vivirlos. Ojalá pudiera encontrar la forma de hacerlo.

Creo que llegué al punto en mi vida en el que acabo de terminar. Lloré, luché y lo intenté. Pero todo eso es en vano ahora. Mis demonios están gritando más fuerte, tratando de comerme el resto de mí. Y esta vez, no voy a defenderme.

Me dejo llevar por la corriente. Dejar que me destruyan. Cuando lo hagan, no podrán hacerme daño nunca más. Cuando eso suceda, tal vez me sienta liberado. Tal vez esa sea mi salvación. Tal vez necesite tocar fondo para traer de vuelta al viejo yo. Si eso sucede, seré muy feliz. Me sentiré vivo de nuevo.

Ese día será el más especial de mi vida. El día que me elija a mí mismo por encima de cualquier cosa mala que me pase será el día en que nazca de nuevo. Totalmente libre de todo por lo que estoy pasando ahora mismo y listo para comenzar un nuevo capítulo de mi vida!