Será increíble al principio. Una ráfaga de emociones, una sensación de paz y satisfacción o todo al mismo tiempo. Te harán sentir lo que nadie más hizo hasta entonces. Todos tus sentidos cobrarán vida. Tu alma se sentirá viva de nuevo, serás como una niña pequeña que vuelve a ver el mundo por primera vez.

Después de mucho tiempo, te sentirás completa. Sentirás que la vida vuelve a tener sentido.

Pero antes de que te des cuenta de lo que está pasando, volverá. Volverá esa otra faceta de su personalidad, la que casi te rompe. Siempre vuelve. Te dejará confundida, quemada y, lo peor de todo será que te sentirás atrapada y furiosa contigo misma por permitir que suceda nuevamente. Nunca, nunca tienes que sentirte así.

Por favor, no te olvides de todas las noches que lloraste hasta que no te quedaron lágrimas. Nunca olvides por qué rompiste. No olvides cómo te hicieron girar en torno a su toxicidad y te ahogaron en todos sus problemas.

Nunca te olvides de ese dolor insoportable que causaron y que te dejaron tan desgarrada que te sentiste impotente. Nunca olvides que alguien a quien le importas sí te ama y nunca hará nada para lastimarte. Pero ellos dicen que te quieren, dicen que les importas y eso es aún peor. Eso significa que siempre se amarán más a sí mismos. Eso significa que todavía no han resuelto sus problemas y hasta que lo hagan, siempre serás su saco de boxeo emocional.

Siempre te usarán para sentirse bien porque eres increíble y fuerte y saben que los amas demasiado, saben que siempre los recibirás con los brazos abiertos.

Cuando se fueron, en algún lugar de tu corazón ya sabías que en realidad era lo más positivo que podría pasarte. Supiste inconscientemente que tenías suerte de que estas personas ya no formara parte de tu vida porque te abriste para alguien nuevo, alguien mejor, un amor más extraordinario, alguien que te merece. Alguien que siempre te ayuda a levantar y no solo en los días cuando están de buen humor o cuando es conveniente para ellos.

Mereces a alguien que no te dé conflictos internos. Alguien que nunca se va cuando las cosas se ponen difíciles, cuando la vida se complica, cuando estás perdida y confundida y no estás segura de qué hacer a continuación. Alguien que nunca se va cuando te pilla la lluvia y que nunca se deja influenciar, sin importar cuántas personas intenten llamar su atención, porque en su corazón saben que lo que tienen contigo pasa solo una vez en la vida.

Sé que los amas y sé que incluso pueden haberte levantado cuando dudabas de ti misma. Sé que fueron tu mejor amigo. Les contaste todo sobre tu pasado y sobre las personas que te hicieron daño. Contase todas las cosas que hiciste y que te avergüenzan, todas las cosas que no te gustan de ti, todas las cosas que te han pasado y ellos te secaron tus lágrimas y besaron aquellas partes de ti que nunca has enseñado nadie.

Ellos amaron tu corazón y por eso te resulta tan difícil no aceptarlos cuando vuelven. Tuvisteis algo especial y esa conexión siempre estará allí. Lo sé.

Pero también sé que querían las cosas a su manera, que cuando comenzaste a desafiarlos, fue cuando comenzaron los problemas. Sé que después de que todo fue dicho y hecho, te dejaron destrozada. Sé que rompiste por una razón. Y sobre todo sé el dolor que te causaron, todas las mentiras y todas las veces que te odiaste a ti misma por soportar su toxicidad.

Entonces cuando vuelvan, y lo harán, por favor recuerde todo esto. Puedo asegurarte que, cuando alguien es egoísta, cuando alguien te ha destruido a ti y a tu felicidad una vez, siempre, siempre, siempre lo volverán hacer.

Deja tu vida abierta a un amor que te mereces y que seguro está ahí fuera esperándote.