Skip to Content

Cómo Es Romper Con Un Narcisista

Lo que hace muy difícil que te des cuenta de que estas empezando una relación con un narcisista es su actitud encantadora, atractiva e interesante que muestra al principio. Pero pronto saldrá a la luz su verdadero carácter. Vanidoso, manipulador, que nada nunca es por su culpa y todo se convierte en una pesadilla. Salir con un narcisista o estar en una relación, significa estar montada en una montaña rusa emocional continua. Cuando estás con un narcisista, todo gira en torno a él y solo él es el centro de atención. Es confuso, agotador y desafiante emocionalmente. Después de un tiempo, te das cuenta de que lo único que puedes hacer es abandonar esa relación enfermiza, pero desgraciadamente la ruptura no terminara también con tu sufrimiento emocional.

La única cosa aún más difícil que estar en una relación con un narcisista es dejarle. Y te voy a explicar lo que significa romper con alguien así y lo que deberías esperar.

Cada ruptura es dura y dolorosa pero la mayoría siguen los mismos patrones: uno se va, los dos se afligen por un cierto período de tiempo y todos continúan con sus vidas. Pero, cuando se trata de narcisistas todo es diferente, por lo que no puedes esperar una ruptura normal. Los narcisistas son muy competitivos, disfrutan ganar y tienen un ego muy frágil. Si un narcisista te deja, es porque encontró otra víctima para seguir con su abuso emocional o te dejó para jugar contigo y pronto regresará. Si eres tú la que deja a un narcisista, estarás atacando directamente su ego.

La única forma de dejar a un narcisista es cortar todos los lazos que os une. Es imposible seguir siendo amigos o mantener cualquier contacto después de la relación. Necesita abusar emocionalmente de alguien y si te quedas cerca, te arrastrará rápidamente hacia su círculo vicioso. Antes de que te des cuenta, utilizará sus habilidades de manipulación y te encontrarás otra vez en algún tipo de relación con él.

Todo lo que envuelve a un narcisista debe ser caótico, es parte de su personalidad. Por lo tanto, no esperes que tu ruptura se vaya sin una tormenta. Al abandonarle, el narcisista se siente amenazado. Es de esperar una gran pelea, que te insulte o incluso que te amenace diciendo el típico “nunca podrás librarte de mí”.

Mientras el intentara culparte por todo lo que paso durante vuestra insana relación, ten siempre en mente que tú fuiste la víctima y no permitas que te haga sentir culpable. Tratara de hacer todo lo que pueda para hundir tu autoestima. Es muy consciente del daño que provoca per no le importa. ¡Tú no le importas!

Lo único que le importa es su persona y tener a alguien de quien pueda abusar emocionalmente. Y sabe que, para poder hacerlo necesita que “su víctima” se sienta inútil y mal consigo misma. Un narcisista tratará de manipularte y jugar con tu mente.

Otro escenario posible es que él te asegure que cambiará y que no puede vivir sin ti. Te rogará, suplicará, negociará y te dirá todo lo que quieras oír, solo para que sigáis juntos. Incluso podría amenazar con suicidarse para que tu pienses que él finalmente se dio cuenta de que tú eres su todo y que vale la pena luchar por vuestra relación. ¡Pero, no dejes que te engañe con sus trucos y ten cuidado! Recurrirá a sus encantos para volver a seducirte y enamorarte como al principio. Pero no lo estará haciendo porque te quiere, lo hará porque su ego esta herido y no puede admitir que estaba equivocado.

Si te reconcilias con un narcisista, te sentirás como si estuvieras en la cima del mundo. Será el mejor novio que puedas desear, pero solo por un corto período de tiempo. Pronto, el narcisista volverá a sus viejas costumbres y tú te quedarás atrapada dentro de ese círculo de abuso emocional y tortura.  Así que recuerda, ¡él no cambiara nunca!