Skip to Content

8 Razones Por Las Cuales Pudiera Ser Difícil Para Ti Salir De Una Relación Tóxica

Él es absolutamente inconveniente para ti, pero tú aún quieres mantenerte en esa relación porque estás desesperadamente enamorada de él.  Realmente no lo entiendes. ¿Cómo puedes estar tan locamente enamorada de una persona que es tan tóxica para ti?  No seas tan dura contigo misma. Sucede mucho.  De hecho, pasa bastante a menudo.  Incluso le suele suceder a las mujeres más fuertes y resilientes. No eres la única a la que esto le pasa, y no tienes nada de lo que avergonzarte.   No deberías tener que estar avergonzada por sentirte de este modo.  Es perfectamente normal. Existen algunas explicaciones muy razonables por las cuales te sientes como te sientes y son:

1. Es difícil cortar un hábito, incluso si es malo para ti.

Cada cual tiene su parte de malos hábitos en este mundo. Algunas personas se comen las uñas de las manos en público. Otras personas no mantienen una buena postura mientras caminan. Algunos tienen malos hábitos alimenticios que los llevan a un aumento de peso.

En tu caso, tu mal hábito se manifiesta en la forma de un amor malsano hacia una persona que es mala para ti.

2. Te empeñas en mantener la esperanza de que las cosas finalmente van a mejorar.

Todavía piensas que él puede llegar a cambiar y convertirse en una persona mejor. Es cierto que las cosas no se ven del todo bien por ahora. De hecho, puedes hasta sentir que estás atrapada en un infierno personal. Pero todavía te aferras a la idea de que juntos lograrán que las cosas funcionen y de que eventualmente, el viento comenzará a soplar a tu favor.

3. Tu propia esperanza y amor te mantienen ciega a la verdad.

Algunas veces, tus sentimientos pueden traicionarte. Tú ya sabes cómo esto funciona.  Suele suceder. Mucha gente suele cegarse a la verdad. Se fuerzan a creer únicamente en lo que quieren creer, incluso cuando toda la evidencia está apuntando a lo contrario.  Tienes que ser capaz de hacer de lado tus emociones para poder ver que la relación no es buena para ti.

4. No quieres que otros saquen provecho de tu arduo trabajo.

Tienes que poner tanto esfuerzo en hacer de este hombre un ser humano de calidad, que no quieres rendirte porque eventualmente, alguien más podría terminar recogiendo el beneficio de tu arduo trabajo. Pero debo preguntarte, ¿realmente vale la pena ?

5. Te niegas a dejar ir los recuerdos de los momentos felices que compartieron.

Él no ha sido siempre tóxico para ti. Hubo un tiempo en que la relación en realidad te hizo sentir feliz de estar viva. De hecho, llegaste a sentir que eras amada y apreciada. Esa puede ser la razón por la cual te enamoraste de él en primer lugar. Pero lamentablemente, las cosas cambiaron, y debes considerar la posibilidad de que él haya simplemente actuado al principio. Esta verdadera versión de él es mala y necesitas dejarlo.

6. Tienes demasiado miedo de pensar en cómo va a ser la vida cuando estés sola.

Preferirías soportar una relación tóxica con un individuo horrible porque estás demasiado asustada con la idea de transitar sola por la vida.  Pero puedes verlo desde el punto de vista inverso también: no es que antes hayas querido no ser soltera por creer que estar en una relación te iba a dar mucha más seguridad. Ese, rara vez es el caso.

7. Ocasionalmente te da muestras de amor.

Existen raras ocasiones y momentos preciosos en que él realmente actúa como si fuese la persona de la cual tú te enamoraste. Ocasiones en las que se comporta como tu hombre soñado, como tu caballero de brillante armadura. Pero todo esto es sólo una estratagema: él simplemente se ha dado cuenta de que tú has comenzado a alejarte y trata de darte solamente lo necesario para mantenerte en su redil.

8. Has de alguna forma racionalizado, aceptado como normal su mal comportamiento.

Su mal comportamiento en la relación ya no te parece tan malo porque de alguna forma has dejado que este tipo de ambiente se inserte en tu relación. Al final te has acostumbrado a su mal comportamiento. En otras palabras, te has acostumbrado a las cosas como son.  Pero el hecho de que te hayas acostumbrado a su mal comportamiento no hace a las cosas menos malas.

Asi que estas son sólo algunas de las posibles explicaciones de por qué puedes estar sintiéndote como te estas sintiendo. Por supuesto, cada caso es especial y siempre tienes que considerar que cada relación tiene sus propios rasgos distintivos.  Pero, en cualquier caso, las relaciones tóxicas son malas y realmente tienes que hacer tu mayor esfuerzo para salirte de ella. Siempre debes cuidarte a ti misma en todo momento porque nadie más va a hacer eso por ti.