Skip to Content

7 Señales De Que Tu Pareja No Está Enamorado Y Que Solo Se Conforma Contigo

Es realmente una desgracia descubrir que la persona con la que estás en una relación supuestamente amorosa simplemente se está conformando con estar contigo. Naturalmente, desearías que cualquier persona de la que te enamoras también se enamore de ti, te lo mereces. Pero desafortunadamente, el universo no siempre nos da lo que queremos o lo que merecemos.

Podemos acabar en relaciones con personas que realmente no nos aman, personas que simplemente se conforman con estar con nosotras. Y según los principales expertos en el tema, si eres lo suficientemente perspicaz, podrás detectar las señales de si tu pareja simplemente se está conformando contigo y que no está enamorado de ti.

Contrariamente a lo que muchas personas pueden pensar, en realidad se requiere mucho esfuerzo y energía para solamente conformarse con una relación. Hay tanta actuación y engaño para establecer una relación que realmente puede quitarle mucho a una persona. Por ejemplo, si tu pareja simplemente se está conformando contigo, entonces genuinamente tiene que montar un espectáculo cada vez que tratas de intimar y ser afectuosa con el.

Tratará de imitar los sentimientos que tienes hacía el, pero todo resultará antinatural e inorgánico. Todo es falso y necesitara hacer mucho esfuerzo para expresar sus sentimientos hacia ti. A decir verdad, ninguna relación será ni simple, ni fácil. Pero cuando el amor en una relación es real, entonces la expresión y manifestación de ese amor no debería requerir demasiado esfuerzo. Se requiere mucho más esfuerzo para ser falso que para ser auténtico.

Cuando amas a la otra persona, querrás asegurarte de que se sienta tan incluida y tan involucrada en tu vida como sea posible. Deseas asegurarte de que no entrara en tu vida como un simple espectador. Quieres que sienta todo lo que tu sientes y que sea parte de todas tus experiencias. Deseas que forme parte de cualquier decisión importante que debas tomar sobre tu vida y sobre vuestra relación. Y todo eso requiere una gran cantidad de energía. Y cuando alguien se cansa en una relación, empieza a salir el verdadero genio que lleva dentro. No importa lo cansada que estas, si amas a alguien, vas a amar a esa persona constantemente. Pero cuando estás fingiendo ese amor y no tienes más energía para soportar esa farsa, entonces comienza a ser todo mucho más evidente.

Pero hay otras formas de saber si el amor de tu pareja es auténtico o no. Solo tienes que saber las señales para que puedas estar atenta a ellas.

1. No expresa un interés real en las diferentes facetas de tu vida.

Realmente no intenta conocerte mejor. En realidad, no está tan interesado en acercarse a ti y en establecer esa conexión entre vosotros. Tu pareja realmente no se toma el tiempo para profundizar en lo que conforma tu carácter y personalidad.

2. Tu relación realmente no se siente como una colaboración.

Sois más como dos personas que viven juntos, pero hacen vidas separadas.

3. Tu pareja es muy crítica con tu comportamiento.

A tu pareja ya no le agradan las circunstancias que rodean vuestra relación. Intentará criticarte y cambiarte de la manera que pueda para convertirte en la persona que quiere que seas.

4. La única vez que realmente conectan es cuando están teniendo relaciones sexuales.

El sexo es genial en una relación. Sin embargo, si el sexo es la cumbre absoluta de la intimidad y la conexión que tenéis como pareja, esa no es una buena señal.

5. Tu pareja realmente no se preocupa por planificar vuestra relación.

Vuestra relación es más como un acuerdo casual entre dos personas; un acuerdo para permanecer juntos sin tener una meta real o motivación para ver las cosas hasta el final.

6.Se siente constantemente infravalorado y poco apreciado en la relación.

Nunca sientes que se te da importancia o prioridad. Te sientes más como un accesorio para la vida de tu pareja que como un ser humano real.

7. No te sientes libre para expresar tus opiniones.

Nunca sientes que tienes un espacio seguro para expresarte. Y si alguna vez lo haces, nunca sentirás que te están escuchando o recibiendo atención. Es como si todo lo que sale de tu boca simplemente cae en oídos sordos. No te sientes escuchada.