1. Te pide una cita real y no se echa atrás.

2. Te abre la puerta.

3. Saca tu silla.

4. Coge tu chaqueta.

5. Se pone de pie cuando te excusas de la mesa.

6. Te deja pedir primero.

7. Paga.

8. Si no hay suficiente espacio, elige quedarse en el exterior de la acera.

9. Tiene siempre a mano un pañuelo “por si acaso”.

10. Te conduce hasta la puerta de tu casa.

11. Quiere conocer a tu padre.

12. Te presenta a su familia.

13. Te agradece por pasarlo bien en la cita, en cada cita.

14. Te acompaña de un lugar a otro.

15. Te presenta a sus amigos.

16. Te responde rápidamente a los mensajes.

17. Te apoya a ti y a todo lo que haces.

18. No busca sexo inmediato.

19. Te cuida cuando has bebido demasiado.

20. Te pregunta como estas y espera una respuesta.

21. Habla con confianza sobre el futuro.

22. Paga tu taxi.

23. Te besa en la frente.

24. Aprende lo que te gusta en la cama.

25. Te presta tanta atención que con solo mirarte sabe si estas bien o mal.

26. Todavía te hace sentir mariposas.

27. Te coge de la mano cuando camina.

28. Y te besa delante de todos.

29. Te impulsa a mejorar sin querer cambiarte demasiado.

30. Te mantiene en el camino hacia tus propios objetivos.

31. Admira la vida que tienes aparte de él.

32. No se pone celoso.

33. Te enseña sin menospreciarte.

34. Te hace reír hasta las lágrimas.

35. Tiene conversaciones emocionales muy profundas.

36. Se mantiene fuerte ante cualquier problema y no se escaquea.

37. Respeta tu privacidad.

38. Siempre está presente cuando lo necesitas.

39. No suele anular ningún plan, pero cuando lo tiene que hacer, sabe cómo recompensarte.

40. Te muestra sus lugares favoritos.

41. Valora la confianza y la honestidad.

42. Recuerda pequeños detalles que le has contado.

43. Se asegura de que le vas a mandar un mensaje de texto cuando llegas a casa.

44. No le importa que pases tiempo con tu familia.

45. O que, mientras conduces, cantas demasiado alto canciones que a él no le gustan y cambia la frecuencia de radio.

46. Viaja solo para verte.

47. Y te pregunta cómo estuvo tu día.

48. Nunca te hace cuestionar sobre sus sentimientos hacia ti.

49. Te dice cuando está orgulloso de ti.

50. Te quiere aún más cuando estás con una camiseta de andar por casa y con el pelo recogido.

51. Sabe cuándo disculparse y cómo compensarte.

52. Te hace reír con solo mirar tu móvil.

53. Nunca te quedes sin cosas que decir.

54. Te empuja fuera de tu zona de confort.

55. Prueba esta comida. Ve a este lugar. Lee este libro. Mira esta película.

56. Y te ayuda a crecer.

57. Cuando ya tiene ganado tu corazón, no deja de intentarlo.

58. Te hace darte cuenta de por qué todas las demás relaciones fallaron.

59. Alguien que te toque sutilmente significa mucho. Su mano en tu pierna debajo de la mesa, su mano en tu espalda cuando estás junto a él.

60. Alguien a quien no le importe que le dejes sin mantas mientras duermes.

61. O que duermes en su lado de la cama.

62. O que tu cabello siempre esté en su cara cuando duerme.

63. Alguien que te hace el desayuno por la mañana y te deja dormir.

64. Es un apasionado de su carrera.

65. Siempre te dice “sí”.

66. Te pide comida, aunque digas que no tienes hambre y luego te comas la suya.

67. Alguien que mantiene su promesa.

68. No le asustan las etiquetas y le gusta llamarte “mi novia”.

69. Alguien que todavía te quiere después de verte en tu peor momento.

70. Y no tiene miedo de ser el primero en decir “Te amo”.