La vida es demasiado corta para perder el tiempo en “situaciones”.

Si sabes que las cosas nunca saldrían bien con una persona, ¿por qué molestarse siquiera en empezar algo?

O

Ya estás viendo a esta persona, no estás en una relación o de forma “exclusiva”, pero haces cosas de relación pero sin que haya un compromiso.

Antes de llegar ahí, voy a compartir una experiencia.

Hace un tiempo conocí a un hombre maravilloso. Era mi tipo en todos los aspectos físicos, intelectuales y mentales. Desde la primera cita empezaron a saltar chispas, la conversación fluía sin esfuerzo y simplemente encajamos, esa noche me había dicho a mí misma que sólo estaría fuera unas horas y nuestra cita se prolongó hasta las 4 de la mañana, simplemente hablamos toda la noche y las horas pasaron volando. Salimos unos meses hasta que dijo las palabras que no quería escuchar: “Eres una gran mujer, la mejor mujer con la que he salido, pero no estoy listo para una relación”, cuando le oí decir eso me sentí confundida y pensé ¿cómo? Me había contado sus terribles experiencias en citas antes de conocerme, ahora conoce a una buena mujer y no está listo.

En ese momento, él estaba esperando para finalizar su divorcio, pasando por una batalla por la custodia y tratando de trabajar en sí mismo, tenía mucho que hacer, tanto que me encontré considerando seriamente darle una oportunidad a esto. Quiero decir, no había conocido a un hombre como él en un tiempo y no estaba saliendo con nadie más, eventualmente estaría listo para una relación, pensé.

Y ese es el problema por el que terminé en una “situación”, comprometí lo que quería y salí con un chico aunque sabía que no funcionaría porque esperaba que algún día estuviera listo.

A pesar de todo esto, continuamos nuestro romance. Me dije a mí misma que cuando alguien mejor apareciera, le cortaría el paso. ¡Incorrecto!, me dirigía a “Dolorvilla”. En pocas palabras, desarrollé un sentimiento por él, yo quería más, pero él no estaba listo para darme lo que yo quería. Cuando cortamos fue duro, me sentí herida y decepcionada y la única culpable fui yo, me hice esto a mí misma. Aunque él era un hombre maravilloso, él y yo estábamos en dos etapas diferentes en la vida. Si nos hubiéramos conocido en otro momento, las cosas podrían haber funcionado. Pero en ese momento habría tenido que esperar un año, tal vez dos, para que pusiera su vida en orden y eso era algo que yo no estaba dispuesta a hacer.

Desde entonces he salido con otros hombres y casi caigo en la misma trampa, pero pude volver a la realidad, sé lo que quiero y si un hombre no está en la misma página, le deseo lo mejor y sigo adelante.

Lo que pasa con las situaciones es que se sienten reales. De hecho, los comportamientos son similares a las relaciones reales. Y es esta similitud la que puede llevarnos a una falsa sensación de seguridad.

Las situaciones también ponen tu vida en suspenso, podrías estar descartando a otras posibles parejas románticas esperando a que tu situación se convierta en algo real.

La razón principal por la que muchos caen en las situaciones es porque son cómodas, sales con esta persona, tienes sexo, arrumacos y disfrutais de la compañía mutua. Parece inofensivo al principio, hasta que los sentimientos se involucran y lo que comenzó como mucha diversión termina en lágrimas y dolor.

No todos los que conozcas estarán listos para lo que quieres. ¡Eventualmente vendrá el correcto! Pero así es como funciona el juego de las citas. tener citas tienen implica conocer gente para ver la compatibilidad que tienes con ellos, no lo fuerces, no lo pienses demasiado y NO TE CONFORMES con menos de lo que quieres. Si dicen que no quieren ser “exclusivos”, CRÉELES y simplemente sigue tu camino.

No te engañes pensando que esto te llevará eventualmente a una relación. Porque el 90% de las veces, no lo hará.

Y entonces te darás cuenta de que todo lo que has hecho es perder el tiempo. Tiempo que nunca recuperarás y todo por alguien que ni siquiera te quiere, sé que hace daño pero cuando alguien realmente quiere estar contigo lo está, sin peros ni excusas. Si sabes lo que quieres en una relación, no te conformes con menos. Si deseas una situación de amigos con beneficios, busca eso.

Ahórrate la angustia, no pierdas el tiempo y no te detengas hasta haber conseguido lo que quieres.