¿Alguna vez has esperado que alguien cambie eventualmente, aunque en el fondo eras muy consciente de que algo así era poco probable que ocurriera?

¿Alguna vez has ignorado tu intuición que te decía que alguien no era digno de tu tiempo y energía y te pegaste a una persona que ha demostrado ser buena para nada más que una vez?

¿Alguna vez te has quedado al lado de alguien a pesar de que sabías que tenías que irte por tu propio bien?

¿Alguna vez te has mentido a ti mismo que alguien te amaba de verdad a pesar de que seguía demostrando que estabas equivocado?

Si lo has hecho, esta es para ti.

Es para cada chica que sigue poniendo excusas para un hombre que la trata como una mierda, sólo para poder seguir amándolo.

Para cada chica que actúa como si fuera ciega, para la chica que se niega a ver todas las señales delante de ella y para la chica que se niega a quitarse las gafas de color de rosa y mirar la verdad a los ojos.

Para la chica que continúa justificando al hombre que no merece tener su amor, esperando que eventualmente se convierta en diferente.

Para la chica que sigue mintiéndose a sí misma que ella será la que salve a este hombre que no está disponible emocionalmente.

Que sigue convenciéndose de que ella es la que abrirá su corazón al amor y la que le hará cambiar su camino.

No, este no soy yo dándole el consuelo que necesita y diciéndole que siga luchando.

Este no seré yo dándote esperanzas o diciéndote que uno de estos días, obtendrás lo que quieres de este tipo.

Soy yo tratando de hacerte entrar en razón y de abrirte los ojos a la fea verdad.

Yo tratando de recordarte tu valor y yo tratando de forzarte a que te compongas.

Cariño, odio ser el que te diga esto pero si un tipo actúa como si no le importaras, tienes que empezar a creerle.

Recuerda que los esfuerzos de un hombre son un reflejo de su amor por ti.

Todo lo demás es una mierda.

Sé que esperas que te diga que esta es su forma especial de amarte.

Decirte que él es así porque ha sido herido en el pasado o porque necesita tiempo para abrirse a ti y confiar en ti.

Decirte que en el fondo él sabe que eres el amor de su vida pero parece que no puede encontrar la forma adecuada de demostrarlo.

Sin embargo, nada de esto es cierto.

Si un chico no te trata como su primera opción, si te da por sentado, si abusa de ti de cualquier manera, si te engaña física o emocionalmente, si no pone ningún esfuerzo en tu relación, si no quiere etiquetar las cosas, si quiere que le persigas y si no te da el amor que necesitas, simplemente no le importa.

No, no estás pidiendo mucho, no eres demasiado exigente, él no te ama, nunca lo hizo y nunca lo hará.

Por mucho que te duela admitir algo así, tienes que aceptar el hecho de que este hombre no es el adecuado para ti.

Tienes que dejar de esperar que él cambie sus costumbres y que empiece a valorar todo lo que haces por él porque eso nunca sucederá.

Tienes que dejar de desperdiciar años de tu vida para que él se convierta en un hombre mejor y para que él empiece a tratarte como debe hacerlo desde el primer día.

Para que entienda que eres único y para que empiece a ver cuánto lo amas.

Tienes que dejar ir todos los deberes y los poderes. Dejar ir su potencial y dejar ir al hombre en el que podría convertirse.

En vez de eso, por una vez, mira las cosas de forma realista.

Por una vez, deja de engañarte a ti misma y mira a este hombre por lo que realmente es, un imbécil manipulador que está usando tu corazón amable y que se está aprovechando de ti.

Una vez que lo hagas, una vez que veas sus verdaderos colores, por favor sé lo suficientemente fuerte y deja su lamentable trasero.

No lo hagas para enseñarle una lección o para que se dé cuenta de lo que ha perdido. En vez de eso, hazlo por ti mismo.

Hazlo porque no lo necesitas y porque estás mucho mejor sola que con él.

Hazlo porque te mereces algo mejor y porque sabes que él nunca podría darte lo que necesitas.

Hazlo porque te amas a ti misma más que a él. Hazlo porque romper con él será la mejor decisión de tu vida.