Sé que paso demasiado tiempo pensando que no soy digno o que no soy suficiente, pero en el fondo sé que hay un hombre ahí fuera que verá lo perfecto que soy.

Sé que no importa cuánto tiempo pase pensando negativamente sobre mi vida, vendrá un hombre que me mostrará que estuve equivocado todo el tiempo.

Él me mostrará que no debería haber llorado tanto, sintiendo que algo estaba mal en mí. Me dirá que ama todas mis imperfecciones porque me hacen tan perfecta para él. Le encantará mi locura y mi sentido del humor de mierda.

Será mi mejor amigo y mi amante, mi diario humano y mi alma gemela.

Él sabrá que yo estaba bien mientras estaba sin él, así que nunca tratará de completarme, pero me aceptará completamente. Ese hombre sabrá que estoy un poco roto pero nunca me arreglará. Él sólo me sostendrá mientras me arreglo. Y ese será el mejor regalo que jamás podrá darme.

Y hasta que él llegue, me dedicaré a mí mismo y egoístamente me tomaré el tiempo sólo para mí.

No sólo esperaré a que llegue el hombre adecuado, sino que trabajaré en mí mismo, para mí mismo. Quiero ser perfecta una vez que él llegue y quiero que se sorprenda con la mujer con la que está saliendo.

Con él, quiero ser la mejor versión de mí misma pero sé que tendré que trabajar duro hasta que logre hacerlo. Pero sé que valdrá la pena.

Mientras espero que llegue el adecuado, venceré todos mis miedos.

Finalmente seré alguien que esté orgullosa de sí misma y no pensaré que no soy suficiente. Sé que será un proceso largo, pero estoy lista para emprender un viaje como éste. Y mientras hago todo lo que puedo para lucir bien, sé que el hombre de mis sueños estará pensando en mí. Estoy segura de que pasa noches imaginando cómo soy y a qué saben mis labios.

Sé que él no puede esperar a conocerme, al igual que yo no puedo esperar a conocerlo. Y al final, cuando el destino nos junte, lo haré desaparecer. ¿Y sabes por qué? Porque seré más de lo que él podría haber imaginado.

Le volaré la cabeza con mi belleza interior, mi encanto y mi locura cuando esté enamorada. Se asombrará de mi espíritu fuerte y admitirá que me ha estado esperando todos estos años. Y cuando me lo diga, me sentiré como si estuviera en una nube. Porque el día en que eso suceda, seré la mujer más feliz del mundo.

Mostraré mi pareja perfecta, mi alma gemela y mi media naranja. La verdad es que encontrarás las partes de mí que no sabía que existían y en ti, encontraré el amor que ya no creía que fuera real.

Finalmente seré la mujer que será amada por el hombre más perfecto de todos y ni siquiera tendré que luchar para conseguirlo.

Y cuando llegue ese día, ¡por fin estaré completa!