No lo viste, pero pasó un poco más de tiempo preparándose ese día, fijándose delante del espejo. Pero ni siquiera le dijiste que era guapa.

Usted no lo vio, pero ella pasó mucho tiempo tratando de encontrar algo perfecto para darle. Sólo que ni siquiera dijiste’gracias’.

No lo viste, pero su cara se hundió cuando cancelaste los planes otra vez.

No lo viste, pero ella miró su teléfono después de un mensaje de texto y todo lo que respondiste fue “K”.

Usted no lo vio, pero ella lloró hasta quedarse dormida porque por alguna razón, no importa cómo lo intente, nunca parece ser suficiente para usted.

Ella no te pide mucho y acepta lo poco que tienes que dar, mientras ella está aquí tratando de hacerte feliz.

Porque no ves lo feliz que la haces. No ves sus ojos iluminarse a tu alrededor. No oyes lo mucho que habla de ti. De hecho, no la ves mucho. No ves su valor. No aprecias su amor y su amabilidad. Lo esperas.

Ella nunca te decepciona, pero todo lo que pareces hacer es decepcionarla.

Ella no pide atención, pero te da toda la suya.

Te echa de menos y te enfadas porque crees que es pegajosa.

Ella dice:’Te amo’, y tú le respondes:’Lo sé’.

Ella es cada primer mensaje porque quiere hablar contigo.

Ella es como la primera porque te apoya.

Ella es cada primera vista en el chat porque se pregunta qué estás haciendo, pero más que eso quiere ser parte de ello.

Ella es cada parte o etiqueta de un meme porque está pensando en ti.

Lo que no ven es que su futuro no los incluye a ustedes.
Porque un día se cansará de esforzarse tanto. Un día no le quedará más amor para dar. Un día se dará cuenta de que no vales la pena. Y le romperá el corazón alejarse.

Pero un día conocerá a alguien que le dará todo lo que tú no pudiste.

Y cuando te des cuenta, lo que no verá es cuánto la extrañas.

Lo que no quiere ver ni oír es lo bonita que crees que es ahora, con este chico nuevo porque las chicas felices siempre son más guapas.

Lo que ella no verá es a ti escribiendo un texto sólo para borrarlo porque no sabes qué decir pero quieres hacerlo.

Lo que ella no verá es cómo viste algo y pensaste en ella y deseaste haberlo conseguido.

Lo que no verá es lo solo que te sientes sin ella, como si estuvieras tumbado solo deseando que ella estuviera a tu lado.
Lo que ella no verá es la realización de lo feliz que te hizo, sólo que le costó perderla para verlo.

Y desearás no haberla decepcionado o defraudado. Desearás que te haya dicho `te quiero’, aunque hasta ahora no me he dado cuenta de ello.

Te perderás todos los mensajes de texto y te gustarán, y podrás compartir y tomar fotos.

Desearás no haberla dado por sentada.

Y mientras sigues su vida, tan a menudo como lo haces, cuando ella publique esa foto de ella y de ella para siempre, te vas a odiar a ti mismo porque podrías haber sido tú.