Skip to Content

8 Formas Diferentes De Amar De Los Hombres Empáticos

Ser amado por alguien es la sensación más hermosa del mundo, pero cuando ese amor proviene de un ser empático, se trata de algo simplemente indescriptible. Una sensación intensa, que te lleva fuera de ti y que probablemente no hayas experimentado nunca antes.

Cuando alguien empático decide amarte será como si estuvieses viviendo un amor fuera de este mundo. En ocasiones te preguntarás si de verdad te mereces ser amada de esa manera por alguien tan especial, y la respuesta probablemente sea que no tanto. Esto es porque la gente empática no ama como la mayoría; lo hacen de una manera diferente.

DAN POR NATURALEZA

Aunque te cueste creerlo, hay gente en el mundo que no es egoísta ni piensa sólo en su propio bienestar. Las personas empáticas son aquellas que nos hacen darle gracias a Dios cada día por haberlas puesto en nuestro camino; son una especie de ángeles con forma de ser humano, así que puedes imaginar lo que es ser amado de esa forma. Simplemente una bendición ¿no es así?

Cuando un ser empático ama, es natural que quiera dar todo lo que pueda y lo que no también. Lo que sea que crean te mereces, te lo darán sin que tengas que pedirlo. Entregan su amor y su tiempo al ser amado, lo dan todo por naturaleza; no se guardan nada para ellos. A veces incluso recibirás más de lo que mereces ya que para las personas empáticas darlo todo es una forma de vida.

SUFREN EN SILENCIO

El corazón de una persona empática sufre en silencio constantemente a causa de las injusticias, las inequidades del mundo así como por la maldad de mucha gente que parece sólo querer herir a los demás; de manera que la última de tus preocupaciones es que en alguna ocasión una persona empática pueda herirte, ya que eso no está en su naturaleza.

Están muy conscientes del sufrimiento en el mundo y es por eso que hacen todo lo que esté a su alcance para protegete. No debes preocuparte porque te puedan engañar o atormentarte ya que en lo que a personas empáticas respecta, tus necesidades siempre estarán por encima de las suyas.

PUEDEN LLEGAR A CERRARSE SI LOS HIEREN

Podría llegar a pensarse que las personas empáticas están acostumbradas a que las hieran, pero lo único a lo que el ser humano no se acostumbra es al sufrimiento y al dolor. Cuando una persona empática es herida nunca proyecta su sufrimiento en ti, así que es algo por lo que nunca tendrás que preocuparte; por el contrario, tomarán distancia y quizás se aislen por un rato, tan sólo el tiempo necesario para recuperarse y seguir.

Lo peor que se le puede hacer a una persona empática que ha sido herida es permitirle tomar esa actitud, de manera que cuando sepas que alguien empático se siente triste, no lo dejes solo. ¡Claro que hay que darle su espacio! Pero también hay que estar allí, en silencio, prestos a brindarle apoyo. Demuéstrale que no está solo porque en ese momento es cuando necesita más que nunca saber que tienen a su lado alguien a quien le importan. Ahora es tu turno de devolver todo el amor que recibiste de ese maravilloso ser empático.

CORAZÓN ENJAULADO

Con frecuencia un observador inexperto puede llegar a pensar que las personas empáticas dan su amor muy fácilmente, pero eso es un gran error. Cuando un ser empático ha sido herido demasiado, cuando han dado mucho amor a la gente equivocada y después de haber sufrido en incontables ocasiones mas bien tienen la tendencia de reprimir sus sentimientos. Cuando no encuentran a nadie que les diga que las cosas van a estar bien y que no están solos, cierran las puertas de su alma y es casi imposible acercárseles.

El acto más egoísta que podrías tener en esta situación es decidir no luchar por esa persona. No te rindas simplemente porque alguien tan sensible decidió enjaular su corazón para protegerlo; por el contrario, debes luchar tal como esa persona empática lo haría por ti, ya que cuando finalmente abra ese corazón que ha estado prisionero por tanto tiempo, serás quien reciba todo ese amor que estuvo contenido allí hace ya mucho.

8 Formas Diferentes De Amar De Los Hombres Empáticos

ESPACIO

Las personas empáticas aman a la gente aunque la verdad no les gusta estar rodeados constantemente por una multitud. A veces para ellos resulta sobrecogedor estar entre mucha gente ya que necesitan tiempo para procesar sus emociones, para dejar que las cosas se asienten y reflexionar sobre lo que sienten, así que no trates de obligarlos a ser diferentes. Ese “espacio” que necesitan no significa que saldrán a la calle “buscando” alguien nuevo o que se hayan cansado de ti; por el contrario, significa que van a recargar energía para volver a tu lado tan pronto puedan.

El lado positivo de esta historia es que una persona empática no llega a sofocarte, nunca exagera con su presencia ya que entiende los beneficios del espacio a solas que cada quien necesita en su vida; así pues, puedes estar segura que siempre tendrás tiempo para ti. Serás capaz de sentirte libre en una relación de este tipo y sabrás que te aman incluso cuando el ser amado no esté cerca.

HONESTIDAD

No importa lo duro que sea, la gente empática siempre va con la verdad por delante. Odian las mentiras y sobre todo que les mientan, de hecho son unos firmes creyentes de que es “mejor ser herido por la verdad que consolado con una mentira”.

Dado que a las personas empáticas les gusta que la verdad siempre vaya por delante, es mejor nunca mentirles y ser muy claros con ellos; por tu parte jamás tendrás que preocuparte porque una persona empática te mienta o manipule; por el contrario, puedes estar segura que en tu relación siempre prevalecerá la verdad, algo de lo que carecen muchas parejas.

INTUICIÓN

Lo que muchos no saben sobre la gente empática es que tienen una intuición muy desarrollada. Poseen la habilidad de ver muchas cosas y percibir muchas emociones que resultan invisibles a los ojos de los demás; y es por eso que a veces sientes que te espían algo por el estilo; pero no es lo que piensas; simplemente son capaces de percibir las cosas en otro nivel.

Debido a su intuición, las personas empáticas a menudo se dan cuenta de muchos detalles aunque no se los digas; a veces incluso saben como te sientes antes que tú misma te des cuenta.

No serás capaz de ocultar tus sentimientos ante una persona empática, y lo mejor es que siempre estarán allí para ti, para ayudarte a manejar tus emociones y por lo general sabrán exactamente que hacer en cualquier situación. Lo que tú sientas siempre será su prioridad.

En ocasiones te sentirás como al lado de un ser mágico, dotado de poderes especiales que solemos creer no existen en los seres humanos. Esto puede ser tanto una bendición como una maldición ya que las personas empáticas no pierden ningún detalle de lo que ven ni de lo que sienten; de hecho están conectados con todo y con todos constantemente.

AMOR INTENSO

El amor de una persona empática es siempre intenso y honesto, algo que nunca has experimentado antes; de manera que si eres tan afortunada como para tener una pareja empática, llegarás a ver la vida de una manera que nunca creíste que fuera posible.

Las personas empáticas son sumamente sensitivas; perciben todo lo que pasa a su alrededor y están en sintonía contigo todo el tiempo. Lo que sientes con una pareja empática es algo que muchos describen como un “amor fuera de este mundo” dado que es algo que un ser humano normal nunca podría darte.

Ser amada por un hombre empático será una de las experiencias sentimentales más completas que jamás hayas tenido. Contarás con una persona que siempre estará disponible para ti y para quien serás una prioridad; alguien que se preocupa por tu bienestar y estará dispuesto a darte lo que mereces y más. Será algo diferente, nada que hayas vivido antes. Si eso te pasa, no te preguntes por qué te tocó a ti; simplemente acéptalo y recíbelo con beneplácito.