Skip to Content

6 Señales De Que Tienes Que Dejar Ir Al Hombre Que Amas

¡Cuando una relación no debe ser, simplemente no debe ser!

Este es un concepto que la gran mayoría de nosotros tenemos que aprender a manejar, sin importar lo difícil que sea. El hecho de que una relación tenga un gran comienzo no significa que esta destinada a tener un final feliz. No funciona así. Hay demasiados factores a tener en cuenta para poder determinar la fuerza y la longevidad de una relación. A veces, incluso cuando el amor y el esfuerzo están presentes, la relación sigue teniendo problemas para seguir adelante. Y por muy triste que sea comprenderlo, es la verdad y todos debemos enfrentarnos a él si queremos ser maduros al respecto.

Las relaciones no son fáciles. El amor no es fácil. No creas a los que te dicen que el amor verdadero siempre será fácil. Eso no es así. Pero eso está bien. Nada en la vida que valga la pena tener viene con facilidad. Por lo tanto, siempre debes asegurarte de esforzarte y comprometerte en tu relación tanto como sea posible. No seas la primera en huir solo porque las cosas se han puesto un poco difíciles. No te desanimes solo porque las cosas se vuelvan reales. De hecho, en el momento en que tu relación comienza a pasar por algunos baches, es cuando realmente necesitas intensificar y duplicar tus esfuerzos. Realmente necesitas luchar por tu amor, porque si hay una cosa en este mundo por la que vale la pena luchar, es el amor. Así que siempre estés dispuesta a luchar por tu amor.

Pero también tienes que estar dispuesta a alejarte del amor si no es para ti. No puedes forzarte a ti misma en situaciones que no son para ti. El amor no es algo que puedas forzar, no es algo que puedas manipular. El amor no es algo que puedas manifestar de la nada. El amor viene a por ti cuando quiere y si no es para ti, nunca va a funcionar. Y es por eso que es importante que reconozcas cuando tus esfuerzos son inútiles. Es importante que entiendas cuándo es el momento de dejar las cosas y no es una pena admitir que no puedes arreglar algo roto.

¿Pero cómo saber cuándo seguir adelante? ¿Cómo saber cuándo tienes que quedarte y luchar? Bueno, hay algunas cosas que debes tener en cuenta. Hay algunas señales a las que puede estar atenta antes de tomar una decisión. Por supuesto, no querrás dejar una relación si sabes que aún tienes la oportunidad de arreglar las cosas.

Pero tampoco quieres perder el tiempo con un amor que está prácticamente condenado al fracaso. Y si muchas de las cosas enumeradas aquí se aplican a ti y a tu pareja, entonces sería mejor que te vayas.

1. Sigues peleando una y otra vez por las mismas cosas.

Si continúas repitiendo viejos argumentos una y otra vez, es una señal de vuestra absoluta incompatibilidad. Muestra que ninguno de vosotros tiene la madurez emocional o la compatibilidad para participar en una resolución saludable del conflicto. Parece que no podéis llegar a un compromiso mutuo y tu relación nunca va a funcionar de esa manera.

2. Eres la única que se esfuerza.

Se necesitan dos personas para bailar un tango. No deberías tener que soportar una relación en la que eres la única que intenta hacer que las cosas funcionen.

3. Tú o tu pareja estáis lidiando con problemas personales que os mantienen alejados de vuestra relación.

A veces, no es el momento adecuado. Y es algo muy desafortunado si el tiempo no os acompaña en la relación, pero es parte de todo eso. Habrá momentos en los que tú o tu pareja estarán lidiando con cosas fuera de la relación que os impedirán estar juntos.

4. No os podéis poner de acuerdo en vuestros planes de futuro.

La relación nunca va durar si no podéis llegar a un acuerdo sobre hacia dónde os dirigís como pareja. Debéis miraros a los ojos y poder ver vuestro destino juntos si realmente queréis que dure.

5. No podéis confiar el uno en el otro cuando no estáis juntos.

Muestra que tenéis problemas de confianza y seguro que hay una razón para eso. Resulta difícil confiar el uno en el otro porque sabes que eres virtualmente disfuncional como pareja.

6. Tu vida es mucho peor desde que estás en esta relación.

Tu vida no debería ser peor por culpa de tu relación, debería ser mejor. Y si sientes que tu relación le está quitando valor a tu vida, entonces es una relación tóxica y necesitas liberarte de ella.