Disponible en Google Play

El Karma es la ley de causa y efecto – una ley inquebrantable del cosmos. Tus acciones crean tu futuro. La razón por la que tu destino nunca está sellado es porque tienes libre albedrío. Por lo tanto, su futuro no puede ser escrito ya. Eso no sería justo. La vida te da oportunidades. Este es uno de ellos. – El árbol del despertar

El karma es un concepto algo abstracto para muchos de nosotros. Hay mucha información confusa sobre este tema no religioso – información que es innecesaria. Por lo tanto, pensamos que sería útil pintar un poco de un cuadro para ayudar a solidificar el concepto de karma. Para ello, basta con un ejemplo rápido.

Diga que todos estamos dispuestos a ir por ahí y ayudar a la gente de la manera que creamos conveniente: poniendo monedas en parquímetros vencidos, manteniendo las puertas abiertas para todos, dando un par de dólares a una persona sin hogar, comprando café o té de alguien, etc., etc., etc.

Ahora dos preguntas: ¿Cuál es la posibilidad de que la persona a la que hemos ayudado sea recíproca o “pague”? ¿Cuál es la posibilidad de que esta acción creara una fuente de energía positiva?

Ese es un ejemplo muy básico del karma cotidiano. Por supuesto, también hay karma negativo. Gandhi lo explica de una manera sencilla pero profunda:

“Un hombre no es más que el producto de sus pensamientos. Se convierte en lo que piensa”.

AHORA QUE HEMOS ESTABLECIDO UN ENTENDIMIENTO BÁSICO DEL KARMA, ECHEMOS UN VISTAZO A 12 DE LAS LEYES DEL KARMA QUE PUEDEN CAMBIAR TU VIDA.

1. LA GRAN LEY: “COMO SIEMBRES, ASÍ SEGARÁS”.

La explicación simple de la Gran Ley es: nuestros pensamientos y acciones tienen consecuencias – buenas o malas. Si deseamos paz, amor, armonía, prosperidad, etc., debemos estar dispuestos a actuar en consecuencia.

Esto también se conoce como la “Ley de Causa y Efecto”. También, la energía (pensamiento, acción) que ponemos en el mundo tiene una consecuencia, inmediata o no.

2. LA LEY DE LA CREACIÓN: “LO QUE DESEAMOS VIENE DE LA PARTICIPACIÓN”.

La vida que vemos a nuestro alrededor fue creada por las intenciones de una persona. Como somos uno con el Universo, nuestras intenciones determinan la evolución de la creación. Dado que lo que nos rodea se convierte en parte de nosotros, es nuestra responsabilidad asegurarnos de que este entorno sea propicio a nuestros deseos.

3. LA LEY DE LA HUMILDAD: “LA NEGATIVA A ACEPTAR LO QUE ES SEGUIRÁ SIENDO LO QUE ES”.

La aceptación es una virtud casi universal en muchos sistemas de creencias. En pocas palabras, primero debemos aceptar las circunstancias actuales para cambiarlas.

Al enfocarnos en lo negativo en lugar de hacer cambios para abordar lo negativo, nos comprometemos a un resultado de suma cero.

4. LA LEY DEL CRECIMIENTO: “NUESTRO PROPIO CRECIMIENTO ESTÁ POR ENCIMA DE CUALQUIER CIRCUNSTANCIA”.

Lo único sobre lo que tenemos control es sobre nosotros mismos. La acción (o inacción) subsecuente del motivo producirá circunstancias positivas o negativas en nuestras vidas.

El verdadero cambio sólo ocurre si hacemos el compromiso de cambiar lo que está en nuestro corazón.

5. LA LEY DE LA RESPONSABILIDAD: “NUESTRAS VIDAS SON OBRA NUESTRA, NADA MÁS”.

Cuando hay turbulencia en la propia vida, a menudo hay turbulencia interna. Si vamos a cambiar nuestra vida, debemos cambiar nuestro estado de ánimo y nuestro entorno.

6. LA LEY DE LA CONEXIÓN: “TODO EN EL UNIVERSO ESTÁ CONECTADO, TANTO LO GRANDE COMO LO PEQUEÑO.”

Nuestro pasado, presente y futuro están todos conectados. Como tal, debemos esforzarnos por cambiar estas conexiones si deseamos algo diferente.

Ningún paso -primero, intermedio o último- es más importante en la realización de una tarea. Todos son requeridos.

7. LA LEY DEL ENFOQUE: “NO SE PUEDE DIRIGIR LA ATENCIÓN MÁS ALLÁ DE UNA SOLA TAREA”.

En relación con nuestro crecimiento espiritual, no podemos tener pensamientos o acciones negativas y esperar crecer espiritualmente. Debemos dirigir toda nuestra atención para lograr cualquier tarea deseada.

8. LA LEY DE LA HOSPITALIDAD Y EL DAR: “DEMOSTRAR NUESTRA ABNEGACIÓN MUESTRA VERDADERAS INTENCIONES”.

En pocas palabras: lo que decimos que creemos debe manifestarse en nuestras acciones. El altruismo es una virtud sólo si nos acomodamos a algo más que a nosotros mismos.

Sin una naturaleza desinteresada, el verdadero crecimiento espiritual es casi imposible.

9. LA LEY DEL CAMBIO: “LA HISTORIA SE REPITE A MENOS QUE SEA CAMBIADA.”

El compromiso consciente con el cambio es el único método para influir en el pasado. La historia continuará por un camino no constructivo hasta que las energías positivas la dirijan a otra parte.

10. LA LEY DE AQUÍ Y AHORA: “EL PRESENTE ES TODO LO QUE TENEMOS.”

Mirar hacia atrás, lamentablemente y hacia delante, sin sentido, nos roba una oportunidad presente. Los viejos pensamientos y patrones de comportamiento niegan la oportunidad actual de avanzar nosotros mismos.

11. LA LEY DE LA PACIENCIA Y LA RECOMPENSA: “NADA DE VALOR SE CREA SIN UNA MENTALIDAD PACIENTE.”

El trabajo no se puede eludir con ilusiones. Nuestras recompensas son reclamadas sólo a través de la paciencia y la persistencia, nada más.

Las recompensas no son el resultado final. Es cierto que el gozo duradero viene del conocimiento de hacer lo que es necesario en la justa anticipación de una recompensa bien ganada.

12. LA LEY DEL SIGNIFICADO Y LA INSPIRACIÓN: “LA MEJOR RECOMPENSA ES LA QUE CONTRIBUYE AL TODO”.

El resultado final es de poco valor si deja poco o nada atrás.

La energía y las intenciones son componentes vitales que determinan la importancia de un resultado final. Idealmente, el amor y la pasión encarnan los motivos de alguien que resuelve dejar una impresión duradera en el Todo.