1. Está bien caerse pero también hay que levantarse.

A lo largo de tu vida, te enfrentarás a muchas decisiones y algunas de ellas no serán las mejores para ti.

Pero incluso si te caes y todo por lo que has estado trabajando se desmorona, necesitas aprender a levantarte, sacudirte el polvo y seguir adelante.

La vida no se trata de cuántas veces te caes sino de cuántas veces te levantas con la cabeza en alto.

2. La gente te decepcionará, pero tienes que vivir con ello.

Conocerás a gente de diferentes perfiles durante tu vida y algunos de ellos sólo querrán aprovecharse de ti. Algunos de ellos serán tóxicos mientras pretenden ser tus mejores amigos.

Y te mostrarán lo que significa sufrir y no querer volver a confiar en nadie. Pero hagas lo que hagas, no cierres tu corazón.

Sólo porque una persona te haya herido no significa que otros también lo hagan. Siempre mantén tu corazón limpio y puro, es por tu propio bien.

3. El amor duele pero depende de ti si lo aceptas.

Conocerás a tipos que sólo querrán aprovecharse de ti, fingiendo que te quieren. Y sé que te enamorarás de ellos porque serán maestros de la manipulación.

Pero lo que necesitas recordar es que una vez que te lastiman, no puedes rendirte. Tienes mucho que ofrecer, así que no construyas muros alrededor de tu corazón porque nunca sabes cuándo llegará el adecuado.

No cierres tu corazón pero asegúrate de abrir los ojos.

4. Eres perfecta tal como eres.

Sólo porque algún imbécil inmaduro te haya dicho que no eres lo suficientemente guapa o caliente no significa que sea verdad. Eres hermosa y única tal como eres y si alguien no puede apreciarte por lo que tienes para ofrecer, no lo necesitas en tu vida.

Concéntrate en tu vida, tu felicidad y tu paz. Respétate a ti mismo para que otros te respeten y nunca, nunca te conformes con menos de lo que mereces.

5. La vida es corta, así que vive cada día como si fuera el último.

No guardes tu vestido nuevo para una ocasión especial porque cada nuevo día en el que abras los ojos es bastante especial. No planees la vida por adelantado porque nunca sabes cuál es el plan de Dios contigo.

Vive tu vida al máximo y no dejes que nadie te detenga. No seas como esas mujeres que, una vez que envejecen, se arrepienten de no haber vivido la vida que querían.

Haz lo que te haga feliz, pero asegúrate de no herir a nadie en ese proceso.

6. No dejes que un hombre te quite tu independencia

Es bueno confiar en un hombre en tu vida, pero siempre muéstrale que eres buena por ti misma y que no lo necesitas para completarte. Ya estás completa, una fuerza totalmente diseñada y no necesitas que nadie te diga que eres digna o suficiente.

Ya lo sabes, así que no bajes la cabeza por un hombre. No lo satisfagas sólo porque tienes miedo de que se vaya. Si se va significa que no es el adecuado. En vez de eso, sé feliz porque el adecuado está en camino hacia ti.

7. Usted está a cargo de su felicidad

No hay una persona en este mundo que pueda hacerte feliz porque eres responsable de tu felicidad. Si te sientes bien en tu propia piel, la gente lo reconocerá y sólo atraerás las cosas buenas a tu vida.

Y aunque las cosas no sean como tú querías, no llores. Porque si lloras, nada cambiará. Sólo tendrás una imagen fea de ti mismo. En cambio, levántate y lucha por lo que te pertenece y si quieres ser feliz, créalo. Ni siquiera sabes el poder que hay dentro de ti.

8. Siempre escucha tu instinto

Las mujeres tienen la bendición de tener lo que se llama el sexto sentido y deben usarlo tanto como puedan. Si crees que algo es correcto y los demás no están de acuerdo contigo, escúchate.

Porque si no lo intentas a tu manera, nunca sabrás si fue la elección correcta o no. Escucha a tu corazón y a tu conciencia porque nunca te fallan. Y nunca lo harán.

9. Siempre ten fe

Se enfrentará a muchos problemas en su vida, pero debe tener fe en que las cosas serán buenas al final. Porque si no son buenas, no es el final. No te preocupes por las cosas pequeñas y no llores por tu triste destino porque eso no cambiará nada.

Sé un guerrero en cada situación y cree que si haces cosas buenas, al final valdrá la pena. Escucha lo que los demás tienen que decir, pero siempre toma tus propias decisiones. Al menos sabrás que la has cagado por tu cuenta.

10. Sé responsable de tus acciones

Tomarás muchas malas decisiones en tu vida, pero el asunto es que debes apoyar cada una de ellas. Si te equivocas en algo, no dejes que otros paguen por ello. Corrige la situación de la mejor manera posible y sé siempre responsable de las cosas que haces.

No te gustaría que los demás te pasaran sus problemas, así que no les hagas lo mismo. Sé fuerte y admite si cometiste un error pero también haz lo mejor para salvar lo que se pueda.